El nacimiento de Nürburgring (y II)

– Este artículo es la continuación de este otro, si aún no lo has leído te recomendamos que lo hagas y luego continúes con esta segunda parte. –

En abril de 1925 ya se tenían los primeros bocetos de la situación del circuito y días más tarde, a principios de mayo, se firmaba el contrato entre el distrito y el ADAC. Los políticos se comprometían así a construir el circuito y el ADAC garantizaba la organización de al menos tres o cuatro carreras cada año. Además, las buenas gestiones del ADAC les llevaron a firmar un acuerdo con el Club del Automóvil de Colonia, que estaba estrechamente ligado al Club del Automóvil de Alemania (AvD), con el resultado de que desde entonces y hasta hoy en día la organización de los diferentes eventos de carreras es compartida: el AvD se encarga de los Grandes Premios de Fórmula 1 y el ADAC del resto de competiciones automovilísticas.

James Hunt pilotando su Hesketh Ford en Nürburgring, 1975

James Hunt pilotando su Hesketh Ford en Nürburgring, 1975

En junio de este mismo año se encargó la misión de construir el trazado a la oficina de ingeniería de Herr Gustav Eichler, un experto ingeniero de caminos afincado en Ravensburg. En 1952, con motivo del 25º aniversario del Nürburgring, escribió unas líneas en la revista editada por el AvD, “Automobil Revue”, en las que además de dedicarle unas palabras de profunda admiración a Otto Creutz, decía lo siguiente:

Seguir leyendo…

El nacimiento de Nürburgring (I)

Existen cientos, posiblemente miles de lugares en internet donde encontrar información acerca de este circuito, por no hablar del repertorio de fotografías y vídeos disponibles que nos muestran tanto el interior como el exterior de este espectacular trazado. Por ello, este artículo no pretende ser una mera descripción del que considero el mejor circuito del mundo. El objetivo de estas líneas es acercar algo más al apasionado por esta increíble sucesión de curvas la historia temprana del que años después fuera denominado “El Infierno Verde”, antes incluso de que ningún vehículo pisase su asfalto.

Piers Courage, Germany 1969

Piers Courage volando sobre Nürburgring en el Grand Prix de 1969

El que es posiblemente el primer artículo en contar con detalle qué y cómo era el Nürburg-Ring (nombre que tenía hasta después de la II Guerra Mundial) apareció en la revista “The Motor” en febrero de 1926, con una longitud de página y media, y comenzaba de esta manera:

Seguir leyendo…