Aprendiendo a conducir

El ser humano nace con unas cualidades innatas, como cualquier otro animal. El hecho de buscar el pecho de la madre para alimentarse, de usar los pulmones desde el primer segundo que pasa fuera del vientre materno o de buscar la verticalidad en cuanto sus frágiles piernas se lo permiten son actos que la propia naturaleza humana lleva implícitos. En cambio, muchas otras actividades se deben ir aprendiendo con la práctica, dedicándoles tiempo y disciplina: tocar el piano, aprender un idioma, usar un ordenador… Y, por supuesto, conducir.

BMW Driving Experience M3

BMW M3 de la BMW Driving Experience

Seguir leyendo…