Cómo montar cadenas de nieve

El tema que nos ocupa hoy es, seguramente, el menos vistoso o espectacular de los que hemos tratado hasta ahora en UveDoce, pero a la vez se trata posiblemente del más útil. Si nunca has montado unas cadenas de nieve textiles presta atención, porque te vamos a explicar cómo fue nuestra experiencia cuando hace unas semanas nos vimos obligados a hacerlo tras una fuerte nevada en Formigal.

Cadena montada izda

Cadena textil ya montada sobre la rueda delantera izquierda

Al despertar el domingo por la mañana descubrimos que, aunque las quitanieves habían estado trabajando durante la noche, en la calle donde el día anterior habíamos aparcado había muchísima nieve. El coche ni se veía, y en la parte de la calle por la que no habían pasado los vehículos había unos 40 cm de nieve.

Bolsa

Bolsa que contiene nuestras cadenas de nieve textiles

Tras retirar la nieve junto a las ruedas y mover el coche unos metros hacia una zona con menos nieve, nos dispusimos a montar las cadenas. En nuestro caso, puesto que no solemos necesitar hacer uso de ellas prácticamente nunca, llevábamos en el maletero unas textiles. Se trata de una especie de lonas que cubren el neumático y son las más cómodas de montar y desmontar, pero tienen el inconveniente de que si se circula con ellas sobre asfalto sin nieve se degradan y rompen a los pocos kilómetros, por lo que en cuanto termina el tramo con nieve o hielo hay que parar rápidamente para desmontarlas.

Contenido bolsa

La bolsa incluye unos guantes que son muy útiles durante el montaje

La bolsa de las cadenas contiene un par de fundas, guantes de malla y un DVD que, en dicha situación, no nos pareció de mucha utilidad. En nuestro caso la marca de las cadenas es GRIP, pero existen unos cuantos fabricantes más. En la parte trasera de la bolsa -convenientemente plastificada- vienen las instrucciones para montar y desmontar las cadenas.

Así lucen unas cadenas textiles de nieve antes de montarlas

Así lucen unas cadenas textiles de nieve antes de montarlas

El proceso es simple: hay que poner la funda textil sobre la parte superior del neumático, estirando fuerte la goma que rodea el perímetro de la funda e intentando llevarla bien hasta la parte trasera de éste, de modo que quede sujeta y, tras avanzar unos centímetros con el coche haciendo que la rueda pise la parte de la lona ya colocada, terminar de cubrir la otra mitad del neumático. En las siguientes fotografías se ve esta sucesión de pasos.

Paso 1: Tensar y sujetar la cadena a la parte trasera superior del neumático

Paso 1: Tensar la goma de la parte trasera de la cadena

Paso 2: Tensar la goma sujetándola a la parte superior trasera del neumático

Paso 2: Sujetar la cadena a la parte superior trasera del neumático

Paso 3: Tensar la goma cubriendo el máximo perímetro del neumático

Paso 3: Tensar la goma cubriendo el máximo perímetro del neumático

Paso 4: Mover el coche hasta pisar con la rueda la zona ya colocada de la cadena

Paso 4: Mover el coche hasta pisar con la rueda la zona ya colocada de la cadena

Montaje6

Paso 5: Terminar de montar la cadena por la parte superior de la rueda

El proceso se puede alargar un poco si no nos entran bien las manos entre el neumático y la aleta del coche o si no somos capaces de darle suficiente tensión a las cadenas para que se sujeten sobre el neumático antes de girar las ruedas. Es más sencillo por tanto hacerlo entre dos, pero una persona también será capaz de montarlas aunque tardará un par de minutos más. Nosotros tardamos unos 3 minutos por rueda, siendo dos personas en el ajo, con lo que en poco más de 5 minutos las cadenas estaban montadas y el coche listo para circular.

Cadena ya montada. Al circular se termina de alinear con la rueda

Cadena ya montada. Al circular se termina de alinear con la rueda

Algunas personas tienen dudas sobre en qué ruedas se deben poner las cadenas. Como norma general, deben ir colocadas en las ruedas motrices. Es decir, si nuestro coche es tracción delantera deberán ir colocadas delante. Si en cambio tenemos un vehículo con tracción trasera, deberán ir montadas en las dos ruedas del eje trasero. En caso de que nuestro vehículo tenga tracción a las cuatro ruedas las cadenas suelen ir colocadas en las delanteras, pero no está de más consultar el manual del coche para ver qué recomienda el fabricante. Obviamente sería preferible colocar cuatro cadenas en lugar de dos, pero normalmente no tenemos guardadas cuatro cadenas en el maletero del coche.

Mientras circulemos sobre nieve o hielo las cadenas harán su trabajo sin romperse

Mientras circulemos sobre nieve o hielo las cadenas harán su trabajo sin romperse

Como habéis podido observar no es muy complicado montar estas cadenas textiles. No obstante, están pensadas para casos excepcionales. Unos buenos neumáticos de invierno (de clavos en lugares más extremos como los países nórdicos) son mucho más eficaces. Y por supuesto, si la carretera está cubierta de nieve, lo más prudente es evitar conducir a menos que sea realmente necesario.

Agradecimientos: a Pablo e Isma por su inestimable ayuda en el montaje de las cadenas y en la toma de fotografías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *