Kyosho: Pasión a escala

Muchos de los amantes de los coches empezamos a serlo cuando aún no conocíamos ni el significado de la palabra “neumático”. Hablo del típico coche de juguete que parecía estar pegado a nuestra mano, ya fuese para hacerlo correr por encima de la mesa o para atropellar a un dinosaurio de plástico.

Unos cuantos años después a muchos de nosotros aún nos gustan los coches en miniatura, pero ahora ya no nos conformamos con un trozo de metal con ruedas y aspecto de automóvil, sino que queremos un modelo a escala cuyo parecido con el vehículo real sea absoluto. Además, es muy fácil que la idea de hacer una colección de tales piezas comience a tomar forma en nuestra cabeza… Entonces ya no hay vuelta atrás. Y es que ante obras de arte como las que ofrece Kyosho, ¿qué aficionado se puede resistir?

Lamborghini Miura SV foto de theBOGROLL (Flickr)

Lamborghini Miura SV (1/18) de Kyosho, foto de theBOGROLL (Flickr)

En la actualidad existen numerosos fabricantes de maquetas de coches, pero no todos ellos ofrecen la calidad de acabado que un verdadero entusiasta espera. La compañía japonesa Kyosho es de las que sí lo hacen, lo que la ha llevado durante los últimos años a ocupar un puesto de honor entre los mejores fabricantes de coches a escala del mundo… Y eso que no es su especialidad.

Ferrari F40 Light Weight LM_wm

Ferrari F40 Light Weight LM (1/12) de Kyosho

Fundada por Hisashi Suzuki el 10 de octubre de 1963 (con lo que este 2013 cumple medio siglo, al igual que el Porsche 911), en sus inicios la compañía se dedicaba a la fabricación de juguetes y algunos otros utensilios. En 1970 presentó su primer coche de radiocontrol (R/C), llamado DASH 1, el cual está considerado por muchos como el primer coche de R/C que apareció en Japón, pues hasta el momento los únicos que existían no presentaban apenas rasgos de la configuración mecánica clásica de un automóvil. A principios de 1971 se organizó un gran evento en un congreso aeronáutico en el Harumi International Trade Center (en la imagen siguiente) al que fueron invitados pilotos profesionales para probar el DASH 1.

De izda. a dcha.: Hisashi Suzuki (Presidente fundador de Kyosho), Harukuni Takahashi (Toyota - TMSC), Tachio Yonemura (Isuzu) y Yasushi Toshimori (Nissan Omori), en la presentación del DASH 1, 1971

De izda. a dcha.: Hisashi Suzuki (Presidente fundador de Kyosho), Harukuni Takahashi (Toyota – TMSC), Tachio Yonemura (Isuzu) y Yasushi Toshimori (Nissan Omori), en la presentación del DASH 1, 1971

Este primer modelo se vendía con diferentes carrocerías, incluyendo las del Nissan Skyline GTR, Porsche 917, Lola T70 o Nissan Fairlady Z. El precioso aspecto de éstas, las prestaciones que ofrecía, su fantástica configuración mecánica, la época dorada que vivía el automovilismo en Japón y, por qué no decirlo, la inversión en publicidad (por primera vez para un coche de R/C) mostrándolo en la televisión japonesa cada noche a las 23h, consiguieron hacer del DASH 1 todo un éxito de ventas. De este modo, tan sólo un año después Kyosho presentaba el DASH 2.

Ferrari 575 GTC (1/18) de Kyosho, foto de C6.R (Flickr)

Ferrari 575 GTC (1/18) de Kyosho, foto de C6.R (Flickr)

Suzuki y su equipo trabajaban con la calidad y la innovación técnica como pilares fundamentales, lo que les llevó a introducir numerosas soluciones nunca vistas. Cabe destacar que el fundador de la compañía fue además el inventor del mando en forma de pistola con rueda, aunque tuvieron que pasar varios años hasta que este diseño se impuso a sus alternativas en el ámbito de los coches de R/C.

GP Fazer Series_wm

Modelos de R/C de la serie GP Fazer de Kyosho

Desde entonces Kyosho se ha ganado a pulso una gran reputación como fabricante de vehículos de R/C, no sólo de coches. En su catálogo (click aquí) podemos encontrar también aviones, helicópteros, barcos, motos e incluso un curioso vehículo oruga, además de coches de slot. La compañía ha intentado siempre mantener su nombre ligado al mundo de la competición, para lo cual ha destinado recursos tanto a patrocinios de vehículos de carreras como a desarrollar sus propias competiciones de R/C, las llamadas Kyosho World Cup y Kyosho Masters. Estos torneos se organizan por todo el mundo para que los usuarios de los vehículos Kyosho puedan demostrar sus habilidades a los mandos de los coches que ellos mismos modifican con los miles de accesorios que existen a la venta. Suspensiones, chasis, neumáticos, motores (de gasolina y eléctricos), diferenciales… Prácticamente cada pieza de estos vehículos es mejorable y es decisión del cliente (y de su presupuesto) hasta qué punto desarrollar su coche de radiocontrol.

Audi R8 LMS_wm

Audi R8 LMS de la exitosa serie Mini-Z de Kyosho

La compañía se introdujo en el mercado de las maquetas de coches en 1992. En las primeras unidades fabricadas existían ciertos defectos de escala pues, aunque se intentaban alcanzar altos estándares de calidad, la falta de experiencia provocaba que en el producto final el ajuste de todas las piezas no fuese el idóneo. Tras estos problemas iniciales, Kyosho comenzó a vender réplicas a escala de gran calidad y con objeto de cubrir diversos mercados fueron introduciendo en la producción marcas tanto japonesas como europeas y americanas.

Lancia 037 Rally Sanremo 1985_wm

Lancia 037 Rally Sanremo (1/18) de Kyosho

El abanico de posibilidades se ha ido abriendo año tras año y hoy en día es posible adquirir varios cientos de modelos diferentes, desde elegantes clásicos de los años ’60 hasta prototipos que disputan las 24h de Le Mans, pasando por humildes utilitarios de los que se pueden ver cualquier día por la calle.

BMW M3 Cabrio foto de Daniel Dionne

BMW M3 E92 Cabrio (1/18) de Kyosho, foto de Daniel Dionne (Flickr)

Los modelos a escala que fabrica Kyosho poseen un fantástico nivel de detalle tanto en el exterior como en el interior del coche. Desde los diversos tonos de pintura hasta el diseño de carrocería, llantas y salpicadero muestran un parecido con los coches originales realmente bueno, fruto del trabajo artesano que requieren muchas de las piezas que componen el modelo.

Lamborghini Miura P400 SV_wm

Lamborghini Miura P400 SV (1/12) de Kyosho

Hoy en día Kyosho se codea con Minichamps y Autoart entre los mejores creadores de maquetas de coches y se ha convertido además en fabricante en exclusiva para algunas compañías que desean vender modelos a escala de sus vehículos como parte de su estrategia de marca, como es el caso de BMW.

BMW 750 Li_wm

Detalle del interior del BMW 750 Li (1/18) de Kyosho

Kyosho comercializa modelos de coches en escalas 1/12, 1/18 y 1/43, los cuales puedes consultar en su correspondiente catálogo, más extenso aún que el de R/C (click aquí). Está repleto de fotografías de éstos y detalles de los interiores, por lo que te recomendamos que le dediques unos minutos y te deleites con las obras maestras que ofrecen.

Lamborghini Countach LP500S WW_wm

Lamborghini Countach LP500S WW (1/18) de Kyosho

Te advertimos, eso sí, de que tengas cuidado. Muchos hemos sucumbido ya ante tanta escultura con ruedas y, una vez que compras el primero, es difícil no comprar el segundo. Cierto es que no sirve de mucho como terapia a la espera de conseguir la versión a escala 1/1, pero seguro que encontrarás un sitio preferente de la casa donde colocarlo y mostrarlo con orgullo.

Lotus Seven (1/18) de Kyosho, foto de Ginger Me (Flickr)

Lotus Seven (1/18) de Kyosho, foto de Ginger Me (Flickr)

Foto de portada de Daniel Dionne (Flickr)

Un pensamiento en “Kyosho: Pasión a escala

  1. Pingback: Regalos para petrolheads | UveDoce.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *