El nacimiento de Nürburgring (I)

Existen cientos, posiblemente miles de lugares en internet donde encontrar información acerca de este circuito, por no hablar del repertorio de fotografías y vídeos disponibles que nos muestran tanto el interior como el exterior de este espectacular trazado. Por ello, este artículo no pretende ser una mera descripción del que considero el mejor circuito del mundo. El objetivo de estas líneas es acercar algo más al apasionado por esta increíble sucesión de curvas la historia temprana del que años después fuera denominado “El Infierno Verde”, antes incluso de que ningún vehículo pisase su asfalto.

Piers Courage, Germany 1969

Piers Courage volando sobre Nürburgring en el Grand Prix de 1969

El que es posiblemente el primer artículo en contar con detalle qué y cómo era el Nürburg-Ring (nombre que tenía hasta después de la II Guerra Mundial) apareció en la revista “The Motor” en febrero de 1926, con una longitud de página y media, y comenzaba de esta manera:

“Un enorme y nuevo trazado permanente donde poder realizar carreras de coches está actualmente en proceso de construcción cerca de Adenau, al oeste de Alemania, a poca distancia al sur de Colonia. Con 17,4 millas de longitud, muchas curvas y numerosas y marcadas pendientes, presenta no solo un interesantísimo recorrido en el que poder celebrar carreras de larga distancia, sino también una pista de ensayos disponible durante todo el año donde los fabricantes puedan probar sus vehículos hasta el extremo, sin interferencias de las autoridades o el tráfico.”

Jack Brabham y Godin de Beaufort. Nürburgring, 1962

Jack Brabham y Godin de Beaufort. Nürburgring, 1962

Tras la I Guerra Mundial, entre 1924 y 1926 el ADAC (Allgemeiner Deutscher Automobil Club) organizó carreras en la zona del Parque Nacional Eifel, haciéndolas pasar por pueblos como Nideggen, Vlaten o Schmidt, en tres días diferentes: el primero para motos, el segundo para vehículos de calle y el último día se reservaba para vehículos de competición. Desgraciadamente estas carreras provocaron una nada despreciable cantidad de accidentes, algunos con fatales consecuencias. Es por ello que algunos vecinos de la zona comenzaron a pensar en otras opciones para seguir disfrutando de las carreras -que contaban con un gran éxito de público- sin tener que asumir tantos riesgos.

Nürburgring se encuentra en el interior del parque nacional Eifel

Nürburgring se encuentra en el interior del Parque Nacional Eifel

Durante los primeros años 20 se habían intentado formalizar un par de proyectos de construcción de un circuito, el primero cerca de Colonia (promovido por el alcalde de Colonia y unos años después canciller de Alemania, el Dr. Konrad Adenauer) y más tarde otro en las proximidades de Munster. Sin embargo ambos fueron finalmente desechados por falta de presupuesto.

Nuerburgring by SimaSuna

Detalle de la famosa curva de Adenauer

En 1925 Hans Weidenbruck (vecino de Bonn y poseedor de la licencia de caza de Nürburg), Hans Pauly (alcalde de Nürburg) y Franz Xaver Weber (dueño del café Weber en Adenau) unieron sus esfuerzos para convocar a inversores, políticos, comisarios y representantes del Club del Automóvil de Adenau a una reunión. Weidenbruck les mostró una serie de propuestas para la creación de un trazado aprovechando las carreteras existentes en la zona. Dichas carreteras no podrían ser utilizadas por los granjeros de la zona durante los días de competición y el presupuesto para adecuarlas antes y repararlas después tendría que correr a cargo de los presupuestos municipales. Acto seguido tomó la palabra el Dr. Otto Creutz, gobernador del distrito de Adenau y presidente del Club del Automóvil de Adenau, y afirmó: “No quiero que mi ganado sea atropellado. Como gobernador, estoy aquí para servir en primer lugar a los granjeros, y en segundo lugar a los automovilistas”. Los asistentes sintieron que de nuevo se escapaba la oportunidad de crear un circuito en la zona…

Dan Gurney - Nürburgring 1968

Dan Gurney, bajo condiciones climatológicas típicas de Nürburgring. 1968

Sin embargo, tras una larga pausa Creutz volvió a hablar, esta vez para dejar perpleja a la audiencia: propuso la creación de un circuito totalmente nuevo, permanente, construido desde cero sin utilizar carreteras existentes, de modo que ni los granjeros ni su ganado se viesen perturbados. No se utilizaría más que para lo que se crea un circuito: organizar carreras. Ante las atónitas preguntas de los asistentes, que no imaginaban cómo conseguir hacer frente a los enormes costes que implicaba la ambiciosa idea de Creutz, éste dijo: “No se preocupen, yo me encargaré de eso”.

Nürburgring durante el Grand Prix de 1957

Nürburgring durante el Grand Prix de 1957

El final de la I Guerra Mundial había hecho que la inflación se disparase, y había muchos desempleados que estaban viviendo de una prestación sin poder optar a ningún tipo de trabajo en un futuro próximo. Esto le sirvió de ayuda a Creutz al presentar ante el ministerio en Berlín el proyecto de construcción de un circuito (desarrollado con la ayuda del ingeniero de edificación del ADAC, Herr Altenberg) de entre 12 y 15 km de longitud por un presupuesto de 1,8 millones de marcos, pues la idea de poder dar trabajo a muchos desempleados sedujo rápidamente a los asesores. En el momento en que dieron la luz verde al proyecto, Creutz ya había gastado 600.000 marcos en el diseño del circuito y la extracción de roca…

Hans Herrmann (GER) (Daimler Benz AG), Mercedes-Benz W196 - Mercedes-Benz 2.5 L8

Hans Herrmann en su Mercedes-Benz W196 2.5 L8 en el Grand Prix de 1954

Según avanzaba su construcción, las cifras del proyecto iban aumentando: se pasó a 3,5 millones de presupuesto, después se amplió el trazado hasta los 22 km, y más tarde el gasto se disparó primero hasta los 5,5 millones y finalmente a 7 millones de marcos. El malestar en Berlín era palpable, pero ya no había vuelta de hoja pues nadie en el gobierno quería ser el responsable de la paralización de una obra de tal envergadura.

Durante los meses previos a la inauguración del trazado la administración de Adenau trabajó duramente para construir gradas que acomodasen a 15000 personas, ensanchar las calles de Adenau, crear nuevas carreteras de acceso a la zona, remodelar los hoteles e incluso ampliar la línea ferroviaria para hacerla llegar hasta el interior del circuito. Sin embargo, finalmente las gradas construidas se quedaron en unas modestas 2500 plazas y la nueva estación de tren proyectada nunca vio la luz.

Ronnie Peterson (SWE) (John Player Team Lotus), Lotus 72E - Cosworth V8 - 1972

Ronnie Peterson en su John Player Team Lotus 72E – Cosworth V8. 1972

El nombre inicial del proyecto era “El primer circuito alemán de carreras, tests y de montaña del distrito de Adenau” (Die Erste Deutsche Gebirgs-, Renn- und Prufungsstrecke im Kreis Adenau), el cual aparte de extremadamente largo era un nombre sin ningún tipo de atractivo comercial. Por ello se convocó un concurso que a la postre ganaría el Dr. Kruse, administrador de Bad Godesberg, con su propuesta de “El Nürburg-Ring” haciendo referencia a las ruinas del castillo construido en 1167 por el conde Theodore von Are und Hochstaden. Desde las ruinas que hoy en día quedan de él, es posible observar las colinas del parque Eifel e incluso las torres de la catedral de Colonia cuando el cielo está despejado.

– Fin de la parte I. Lee aquí la parte II –

Fuente: “Kings of the Nürburgring”, Chris Nixon (2005).

4 pensamientos en “El nacimiento de Nürburgring (I)

  1. Pingback: Porsche 911 50 Aniversario (I) 1963 – 1972 |

  2. Pingback: El nacimiento de Nürburgring (y II) |

  3. Pingback: El nacimiento de Nürburgring (y II) |

  4. Pingback: Porsche 911 50 Aniversario (I) 1963 – 1972 |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *