Car2Go: Reinventando el transporte público

Para quienes vivimos en Madrid el tráfico siempre ha supuesto un gran problema. Desde hace años se vienen poniendo en marcha diversas estrategias para lograr que dejemos aparcado el coche en casa y nos movamos en transporte público con el fin de hacer desaparecer (o al menos reducir) los interminables atascos que sufrimos un día sí y otro también, por no hablar de la contaminación. Además de los autobuses, el Metro, los trenes de cercanías y los taxis, en verano de 2014 se puso en funcionamiento el servicio de bicis eléctricas Bicimad. Y ahora, desde mediados de Noviembre del año pasado, existe otra alternativa que ya hemos probado y que te explicamos hoy: Car2Go.

Recogida

En Madrid ya es común encontrarse con estos huevos blancos y azules

Car2Go es una empresa propiedad de Daimler que alquila por minutos sus coches y que opera desde hace unos años en varias ciudades europeas: Roma, Viena, Berlín, Amsterdam…  Toda su flota de Madrid -350 vehículos por ahora, menos los destrozados en actos vandálicos y a la espera de que lleguen otros 150 más- son Smart eléctricos (y por tanto automáticos), con una autonomía de 100 km y se pueden aparcar en cualquier sitio donde podrías aparcar tu propio coche –siempre, eso sí, dentro de la M-30. Suena bien, ¿verdad? Hemos hablado con varias personas que ya lo han probado y a todos les ha parecido una gran idea. Nosotros también lo usamos y estamos convencidos de que es una muy buena alternativa para determinados usos. Vamos a explicarte paso por paso cómo es la experiencia de uso del Car2Go y tal vez te pique el gusanillo de probarlo.

Lo primero que tienes que hacer es descargarte la aplicación en el móvil. Una vez descargada, tendrás que crear una cuenta a la que estarán asociados tus datos personales y tu forma de pago. Hasta hace poco el registro era gratuito para promocionar su llegada a Madrid, pero ahora hay que pagar 19 €. Una vez hecho esto, tendrás que confirmar que posees carnet de conducir de manera presencial (el único trámite offline). En su web te indican varios sitios donde hacerlo, seguro que alguno te pilla cerca. Al cabo de un par de días, en cuanto confirmen tus datos, ya estás listo para usar Car2Go.

Mapa

Los coches disponibles se muestran en un mapa en la app

¿Y cómo se usa? Al abrir la app se muestra un mapa de Madrid. En este callejero aparecen marcados todos los coches disponibles para alquilar en ese momento. Seleccionando el que te interese, aparecerán varios datos sobre el vehículo: dirección exacta, batería disponible (el porcentaje indica los km disponibles, por ejemplo: 63% = 63 km de autonomía, aproximadamente), matrícula y un par de iconos: uno para reservar el coche durante los próximos 30 minutos -se reduce a 20 min desde el 24 de mayo de 2016- (así te aseguras de que estará allí cuando llegues a recogerlo) y otro para comenzar el alquiler.

Selección

Selecciona el coche que te interese y aparecerán sus datos

Cuando ya estés junto al vehículo, pulsa el icono de “Comenzar alquiler”. Al cabo de unos segundos, el coche se abre por sí solo. Al subirte al coche una voz te da la bienvenida y  no tienes más que seguir las instrucciones que aparecen en la pantalla situada en el salpicadero. Tendrás que introducir el PIN que usaste al crear la cuenta en la app, confirmar que tienes carnet de conducir en vigor y comunicar si has visto algún golpe en el vehículo.

Comienzo

El coche se abre y se indica en la pantalla del parabrisas

Llave

Los pasos a seguir se indican claramente en la pantalla

Tras esto, sólo tienes que coger la llave (situada junto a la pantalla, allí es donde tendrás que depositarla cuando finalices el alquiler), introducirla en su ranura situada junto a la palanca del cambio y girarla hasta el final (con la palanca puesta en P o N) para que el coche esté listo para circular. Como precaución, te recomendamos que arranques siempre pisando el freno. En el cuadro de instrumentos se visualizará “READY” (preparado) y ya puedes empezar a conducir. Al ser eléctrico no oirás nada, pero el coche ya está “arrancado”.

Cambio

El contacto se encuentra junto a la palanca del cambio

El cambio de marchas es automático y, aunque no hayas conducido nunca uno, es fácil acostumbrarse. Simplemente retira tu pie izquierdo y olvida que lo tienes, porque por mucho que lo busques no encontrarás ningún embrague. Las posiciones de la palanca de cambio son P (parking), R (marcha atrás), N (punto muerto) y D (circular).

Cuentakilómetros

El Smart eléctrico se mueve con suficiente agilidad… y se aparca muy bien

Los Smart eléctricos de Car2Go tienen una potencia de 75 CV, lo que unido a lo poco que pesan les permite moverse con bastante soltura por Madrid. Son divertidos de conducir, aunque esta prueba no vaya de eso. Lo mejor de su tamaño es que permite callejear fácilmente por cualquier sitio y -aún mejor- encontrar aparcamiento con mayor facilidad que yendo en un coche normal.

Y hablando de aparcar, al terminar el alquiler puedes dejarlo en zona azul o en zona verde, igual que harías llevando tu propio coche, pero con la ventaja de que no hay que pagar parquímetro. Sin embargo, no se puede dejar nunca en un carga y descarga (da igual a qué hora, no se puede), una plaza de minusválido, zona de seguridad, etc. Hace unos días se anunció que hay también 10 plazas específicas para Car2Go disponibles en el parking “El cielo de Madrid” en la C/ Farmacia, 12. Veremos si cunde el ejemplo y van apareciendo más plazas reservadas para Car2Go.

Parking

Al aparcar recuerda situar la palanca en posición P

Cuando hayas aparcado, sitúa la palanca en la posición P, retira la llave del contacto y vuelve a dejarla en su sitio junto a la pantalla, donde la encontraste. En la pantalla podrás seleccionar si quieres finalizar el alquiler o tan solo hacer una parada (en este caso el coche se cerraría pero el tiempo seguiría corriendo). Si das por finalizado el viaje, aparece una última pantalla donde notificar si hay o no algún nuevo golpe y una cuenta atrás de 15 segundos para que abandonemos el vehículo. Hecho esto, el coche se cierra automáticamente.

Finalizar

Antes de finalizar, chequeo general

Hablemos ahora de lo que cuesta usar estos pequeños Smart. Desde que abres el coche hasta que lo cierras el coste es de 19 céntimos/minuto. Si sobrepasas los 50 km recorridos, entonces tendrás que pagar 29 céntimos por cada kilómetro extra que realices. ¿Es caro o barato? Pues, como siempre, depende. Basándonos en nuestra experiencia, es más caro que el metro o el autobús pero bastante más barato que un taxi. Otra cuestión relativa al coste es qué ocurre en caso de accidente. En su página web se indica que el conductor se haría cargo en ese caso de una franquicia de 500 €. Teniendo en cuenta que uno normalmente no se va chocando todos los días que coge el coche, no parece excesivamente caro.

Aparcado

Encontrar aparcamiento para el Smart es fácil, incluso en Madrid

Nuestra impresión del servicio de Car2Go es muy positiva y somos usuarios relativamente frecuentes. Nos gusta especialmente para cuando uno va cargado con bolsas o paquetes, para moverse en horas de poco tráfico (como al volver de noche a casa), para llevar a personas mayores con más comodidad… O simplemente porque te apetece conducir un rato en lugar de ir en el Metro (porque desde hace un tiempo ya no vuela, ¿verdad?). Nuestra recomendación es que te des de alta, lo pruebes y nos cuentes si te ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *