Porsche 911 50 Aniversario (V) 1998 – 2005. La generación 996

En este viaje que llevamos haciendo desde el principio de este blog, quizás nos encontremos ante uno de los puntos más polémicos del transcurrir de nuestro protagonista, el nacimiento del Porsche 996.

Porsche 911 996 GT2 Jarama

Porsche 911 996 GT2 en el Circuito del Jarama

El origen de dicha polémica no era otro que el abandono por parte de la marca del motor refrigerado por aire, utilizado desde 1963 proveniente del Porsche 356 que a su vez lo había heredado del VW Type I, como respuesta ingenieril a las Campañas en el desierto durante la II Guerra Mundial, vamos, una tipología de motor, completa de historia.

Sigue leyendo

Porsche 911 50 Aniversario (IV) 1993 – 1997. La generación 993

El para muchos mejor Porsche 911 de todos los tiempos y el último que exhibía todos los rasgos característicos del modelo de Stuttgart desde su génesis, motor colgado por detrás del eje trasero, diseño casi impertérrito desde su génesis (en esta edición del lápiz del británico Toni Hatter), modelos RS, Carrera y Turbo, motores bóxer y dentro de éstos, los refrigerados por aire.

Porsche 911 Turbo 993

Porsche 911 Turbo 993

Como bien reconoce la marca, ya en varios eventos oficiales lo llaman como el “amor verdadero” de muchos Porschistas, esta generación presentaba finalmente los deseos de muchos seguidores (y compradores que al final es lo que cuenta) de estos icónicos vehículos.

Sigue leyendo

Pikes Peak, “La Carrera hacia las Nubes”

Estás a punto de comenzar. El motor ruge con desgana, ansioso por subir de vueltas pues al ralentí no se encuentra cómodo. Tu arnés está apretado con fuerza, el casco te ayuda a aislarte del exterior y concentrarte en lo que te espera durante los siguientes 10 minutos, aproximadamente. Se trata de una contrarreloj en la que conducirás sólo, sin necesidad de prestar atención a tu copiloto, a los retrovisores o al coche de delante. Tú, el coche y la carretera. Eso es todo. “Pure driving”, que diría el otro.

Sin embargo, hay un par de detalles que añaden el tequila a este cóctel. No estás en un circuito, sino enfilando una carretera de montaña sin apenas protecciones junto a los precipicios de cientos de metros de altura que se alternan en el trazado: primero a la izquierda, luego a la derecha y así sucesivamente durante 156 curvas. Además el vehículo que conduces, expresamente diseñado para esta carrera, no admite un despiste: unos 900 CV para 1 tonelada de peso. Reconócelo: algo loco sí estás. Necesitas estarlo para competir en el “Pikes Peak International Hill Climb”, también conocida como “The Race to the Clouds” (“La carrera hacia las nubes”).

Nobuhiro Tajima en su Suzuki SX4 Pikes Peak, 2011

Nobuhiro Tajima en su Suzuki SX4 Pikes Peak, 2011

Sigue leyendo